Buscar
  • Medismart

¿Qué es la fiebre?

Conversamos con el Doctor Moritz Reimberg sobre la fiebre, sus síntomas y tratamiento. Esto fue lo que nos contó.


La fiebre se define como el aumento de la temperatura por encima del rango normal.

Habitualmente la temperatura corporal es de 36.6°C y puede llegar a 37°C considerándose dentro del rango de normalidad.

La fiebre es uno de los síntomas más frecuentes, y se considera fiebre por sobre los 38°C.

Según el origen de la fiebre, también se pueden presentar otros signos

· Sudoración

· Sensación de frío y escalofríos

· Dolor de cabeza

· Dolores musculares

· Pérdida de apetito

· Irritabilidad

· Deshidratación

· Debilidad general

En niños entre 6 meses y 5 años se pueden tener convulsiones febriles. Se estima que un tercio de los niños que tienen una convulsión febril tendrán otra, en general, dentro de los próximos 12 meses. Lo importante en estos casos es bajar rápidamente la temperatura y consultar en un centro asistencial.


¿Cómo tomar correctamente la temperatura?

Existen varias formas de hacerlo con diferentes tipos de termómetros. Existe de vía oral, rectal, de oído y los de frente.

La forma más presente en las casas chilenas es la lectura axilar, que si bien no es la más precisa, te indica la temperatura corporal de forma correcta, para esto necesitas un termómetro de mercurio o digital. Realiza la toma de temperatura de la siguiente forma:

1. Coloca el termómetro en la axila y ubica los brazos o los de tu hijo sobre el pecho.

2. Espera entre cuatro y cinco minutos. La temperatura axilar es ligeramente más baja que la temperatura ora o rectal.

3. Si llamas al médico o generas una videollamada de telemedicina, infórmale el número real que dio el termómetro y en qué parte del cuerpo tomaste la temperatura.

Cuándo consultar al médico

La fiebre en sí misma puede no ser una causa de alarma. No constituye una enfermedad, sino más bien un síntoma. Sin embargo, existen ciertas circunstancias en las que debes consultar al médico si se trata de un lactante, niño o de un adulto.


Lactante (de 0 a 24 meses)

La aparición de fiebre sin causa aparente es motivo de mayor preocupación cuando se trata de lactantes y niños que cuando se produce en adultos, debido a que los lactantes y niños muchas veces no refieren fidedignamente los síntomas asociados. En tal caso es recomendado conectarte con un médico de forma física o a través de una teleconferencia si:

· Menos de 3 meses y tiene una temperatura de 38°C o más.

· Entre 3 y 6 meses, tiene una temperatura de hasta 38 °C y sientes que está inusualmente molesto (irritable) o aletargado (decaído) y/o está relacionado a síntomas respiratorios o urinarios.

· Entre 6 y 24 meses, tiene una temperatura mayor que 38 °C que y que se presente por más de un día, asociado a dificultad respiratoria, irritabilidad, decaimiento y/o erupciones en la piel.


Niños

No debemos alarmarnos de sobre manera si tu hijo tiene fiebre, y está reaccionando bien, es decir hace contacto visual y responde a tus expresiones faciales y a tu voz, sigue consumiendo líquidos y juega normalmente. Se recomienda en estos casos realizar tratamiento no farmacológico de la fiebre (no sobreabrigar, ingesta de abundante líquido, paños fríos en abdomen y/o frente).

Contacta a un médico en las siguientes situaciones:

· Está desanimado o irritable, vomita reiteradamente, tiene dolor de cabeza o dolor de estómago intenso (resistencia muscular a la palpación, no logra deambular normalmente por el dolor), se asocia a anorexia (pérdida del apetito) o evidencia otros síntomas que causan una molestia importante.

· Tiene fiebre después de haber estado en un automóvil caliente. Busca atención médica de inmediatamente. Evaluar signos de deshidratación, letargo, piel y mucosas secas.

· Si fiebre que dura más de tres días.

· Parece desanimado y hace poco contacto visual contigo, no establece conexión con el medio que lo rodea.

Siempre pídele asesoramiento al médico de tu hijo en circunstancias especiales, como cuando un niño tiene problemas del sistema inmunitario o una enfermedad preexistente y comienza con fiebre.

Adultos

Debes contactarte con un médico si tu temperatura es de 39,4 °C o más.

Es importante pedir atención médica inmediata si alguno de estos síntomas acompaña la fiebre:

· Dolor de cabeza intenso, sobretodo si es repentino.

· Erupción inusual en la piel, en especial, si esta empeora rápidamente.

· Sensibilidad inusual a la luz brillante.

· Rigidez en el cuello y dolor cuando mueves la cabeza hacia adelante.

· Alteración de la movilidad de la mitad del cuerpo o dificultad para articular el habla.

· Confusión mental, desorientación (espacial o temporal) y/o no reconocimiento de gente cercana.

· Vómitos constantes explosivos.

· Dificultad para respirar o dolor en el pecho, sensación de falta de aire y cansancio (respirar como si se estuviera haciendo ejercicio físico cuando en la realidad se está en reposo).

· Dolor abdominal intenso y mantenido o dolor al orinar y en situación de retraso menstrual.

· Convulsiones.

Como ves, debemos estar atentos y observar cómo se desarrolla la fiebre, pero no alarmarnos de sobre manera, siempre comenzar con medidas no farmacológicas. Si tienes dudas, contáctate con tu médico en www.medimart.live por videoconferencia, de esta forma no expones a tus hijos o a ti mismo, a otras enfermedades.

19 vistas